Sinestesia: El poder de ver la música



La sinestesia es la capacidad que tiene algunas personas de percibir con varios sentidos un mismo estímulo. Por ejemplo, un sinestésico puede escuchar los colores, degustar el tacto o ver los sonidos entre otros. Según Eduard Punset, esto se produce los dos primeros años de vida cuando las neuronas empiezan a realizar conexiones sinápticas mientras otras mueren Este proceso se conoce como "poda". Un sinestésico ha realizado más conexiones neuronales que el resto de las personas, o lo que es lo mismo, en este proceso inicial conocido como "poda" han muerto menos neuronas o se ha producido un fallo en este estadio de desarrollo neuronal. Otros creen que se debe a una mutación del cromosoma X, lo que explicaría que hubiera más mujeres sinestésicas que hombres. En cualquier caso, la sinestesia no es una enfermedad si no una habilidad increíble que posee una de cada cien personas.

En el mundo del arte han existido sinestésico que han basado su obra en esta extraña capacidad. Kandinsky, Baudelaire o Nabokov poseían esta habilidad pero nosotros nos centraremos fundamentalmente en los tres compositores sinestésicos más famosos: Scriabin, Rimsky-Korsakov y Messiaen.


Alexander Scriabin (1872-1915):
Este compositor y pianista ruso tenía la habilidad de ver los sonidos con diferentes colores. Pero no sonidos aislados si no acordes y tonalidades. Esta capacidad lo influyó a la hora de componer ya que su intención era que el oyente pudiera percibir sensaciones equiparables a la suyas. La sinestesia es idiosincrásica, es decir, nos e manifiesta igual en distintas personas. Con esto quiero decir que, otras personas con la capacidad de ver los sonidos, no las ven del mismo color. En el caso de Scriabin, los colores de las 12 tonalidades se ordenaban según el círculo de quintas (Escala con separación de 5ª justa).


Con esta habilidad, Scriabin se embarcó en la composición de Fsuna obra donde el público pudiera experimentar sus mismas experiencias. Esta obra fue "Prometeo: El Poema de Fuego" (Sinfonía nº 5). En esta obra orquesta, el compositor ruso añadió un piano, un coro y un "Clavier á lumère". Este último instrumento, inventado por el propio Scriabin, era un teclado por el cual, cada nota produciría un haz de luz con color correspondiente a la propia escala cromática visualizado por el compositor y que se proyectaría por el escenario y el público, que iría vestido de blanco. Scriabin pensaba que al fusionar música y color se produciríaF, según palabras suyas "un poderoso resonador psicológico en el oyente". Aunque la obra se estrenó en 1911 en Moscú, los precarios sistemas de iluminación imposibilitaron la fabricación de dicho instrumento. No fue hasta 1915, tras la muerte de Scriabin cuando se introdujo un proyector que lanzaba el haz de luz en una pantalla blanca frente al director. Nada que ver con lo imaginado por Scriabin.

Prometeo: Poema de Fuego Op. 60 (Sinfonía nº 5) - A. Scriabin


Una empresa aún mayor de Scriabin fue crear una obra que aunara todas las artes y capaz de percibirse con todos los sentidos mediante luces, danzas, fragancias, poemas,... y que sería interpretada en un templo hindú diseñado por él mismo en el Himalaya. Esta obra inacabada era "Mysterium", de la que sólo dejó 72 páginas de bocetos del preludio. Este movimiento fue completado por Alexander Nemtim pero obviamente, no con la puesta en escena proyectada por Scriabin.


Nikolái Rimski-Kórsakov (1844-1908): Este compositor ruso, además de poseer oído absoluto, poseía a una auténtica sinestesia de correspondencia música-color. Era capaz de asociar a cada sonido o nota musical un color determinado.


Es conocido el encuentro que tuvieron Scriabin y Kórsakov y su debate acerca de sus capacidades sinestésicas reflejada en la autobiografía de Rachmaninov. Este último era escéptico en cuanto a estas habilidades pero entonces Kórsakov le hizo una revelación sobre una ópera suya. Rachmaninov en "El Miserable Caballero" musicaliza la escena en la que el barón abre un cofre lleno de oros y brillantes con la tonalidad de re. Tanto para Scriabin como para Kórsakov, esta tonalidad era de color amarillo o dorado. Pero cambiando de tema, debemos pensar, con esta asociación sinestésica perfecta, como Kórsakov vería su propio "Vuelo del Moscardón". Debía ser un autentico recital de colores.

Interludio de la ópera "El cuento del  Zar del Saltán" ("El vuelo del Moscardón) - N Rimski-Kórsakov



Oliver Messiaen (1908-1992):
Compositor francés también con la capacidad de ver los sonidos con diferentes colores e incluso el proceso contrario, escuchar los colores. Esta capacidad se ve reflejada en las referencias de sus obras en las que en casi todas se incluye alusiones al color o la luz, incluso en los propios textos de Messiaen, este se refiere a sus obras en términos de color. Pensaba que la asociación color-sonido dentro de una obra musical era incluso más importante que el propio ritmo. Como Scriabin, Messiaen no asociaba el color a notas aisladas si no a armonías y modos musicales. Pero aún así podemos saber cuál era el rango de color percibido por éste gracias a sus testimonios: Traducción del libro "Messiaen's contemplations of covenant and incarnation" de Siglind Bruhn acerca de la percepción del Modo 2 de Messiaen.

"Rocas azul-violetas, salpicadas de pequeños cubos en tonos de gris, azul cobalto y azul prusiano oscuro con algunos destello de color púrpura azulado, rojo, oro y rojo rubí con estrellas de color malva, negro y blanco." La segunda transposición del modo, al contrario, se muestra en el interior de mis ojos en tonos dorados y marrones, mientras que el tercero evoca tonos de color verde claro.

Su obra "Des Canyons aux Étoiles" es un claro ejemplo de la utilización de su habilidad sinestésica para crear música. Esta pieza fue escrita tras contemplar el paisaje del Bryce Canyon en Utah. Anotó los colores, las sensaciones que experimentó en el lugar además del canto de los pájaros con el fin de crear una obra que pudiera trasladar al espectador a ese mundo de emociones. El propio Messiaen describió los colores que guardaba su obra:

"Obra de sonidos-color, donde circulan todos los colores del arco iris, alrededor del azul del arrendajo de Steller y el rojo del Bryce Canyon".

3er mvto. de "Des Canyons aux Étoiles" - O. Messiaen

6 comentarios:

  1. considero que la sinestesia es unica en cada individuo puedes experimentar colores si al oir musica, pero diferentes tipos y sus matices, puedo ver un verde con un la 440 Hz pero el tono de verde hay muchos aceituna, verde botella etc. me fascina la manera en como se percibe un estimulo por diferentes conductos o sentidos me encantaria haber sido sinestesica sin duda, buena pagina.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy sinestesica y me encanta, es una sensación indescriptible, mis amigos me dicen a veces que les diga el color de una canción determinada pero es muy difícil describir lo que visualizo al escucharlas. Yo pensaba que eso le pasaba a todo el mundo y descubrí hace poco que no era así. Curioso pero si lo voy diciendo por ahí se pensarán que estoy drogada o algo.

    ResponderEliminar
  3. me gusta describir lo que veo con la música... descubro imágenes que me atrapan.

    ResponderEliminar
  4. Esta página me ha servido de material para un programa de radio que tengo. Muchas gracias. Yo estudio violín desde hace unos años y, sin llegar a la sinestesia por supuesto, siempre he relacionado a la música con colores, o bien el sonido de un instrumento con un determinado color.
    No conocía este blog, así que seguiré recorriéndolo. Un saludo desde Pergamino, provincia de Buenos Aires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Diego Alejandro. Me alegro que te haya servido. Aquí estamos para lo que necesites.

      Un saludo

      Eliminar