Forma: Sinfonía





Ficha Técnica: 

Género: Sinfonía
Época: Clasicismo hasta actualidad
Interpretación: Orquesta
Compositores destacados: Haydn, Mozart, Beethoven, Brahms, Mahler...
Estructura: 3 ó 4 movimientos (El primero y el último en forma sonata A-B-A')


Descripción: 
En términos muy resumidos, una Sinfonía es la traslación de una Sonata a la orquesta. Recordemos que una Sonata es una pieza musical de varios movimientos (3 o 4 generalmente) interpretados por un solista o una agrupación instrumental pequeña y que recibe su nombre de la estructura del primer movimiento conocido como "forma sonata". La sinfonía nace de la aplicación de la forma sonata a la obertura italiana (piezas instrumentales introductorias de obras mayores como óperas o teatros), por Johan Stamitz, su precursor, y del desarrollo del propio conjunto orquestal que se fraguó en dos ciudades. Mannheim y Viena. En la primera se estudió la capacidad sonora y técnica de la orquesta y en la capital austriaca, la capacidad estructural y formal. Como consecuencia, nació la necesidad de crear un nuevo género orquestal más sofisticado que la obertura que pusiera de manifiesto los nuevos descubrimientos y virtudes de la orquesta naciendo así dos variantes de la sinfonía.


Sinfonía italiana: Evolución de la obertura italiana formada por tres movimientos: Rápido-Lento-Rápido y al que se le aplica, a uno de sus movimiento (generalmente el primero y último), la forma sonata (ABA')


Sinfonía germano-austriaca: Sinfonía de cuatro movimientos , similar al italiano con la diferencia de que se añade un nuevo movimiento (el tercero) destinada a la danza, por lo general un minué aunque en el Romanticismo y posterior, se sustituyó por un Scherzo. El esquema general quedaba así: Rápido-Lento-Tiempo de Danza-Rápido.


Finalmente, se terminó por adoptar los siguientes géneros a cada movimiento:
-A los movimientos rápidos o Allegros (primero y útlimo, también llamado Finale), se adoptaba la forma sonata aunque el Finale también podían adoptar la forma de Rondó.
-Los movimientos lentos solían adoptar el género de "Tema y variación"
-Los tiempos o movimientos de danza podían ser Minués  o Scherzos o cualquier otra estructura de forma ternaria (ABA).

Como vemos, dentro de una sinfonía, cada movimiento es un ente independiente con una estructura interna propia y que se relacionan entre sí por lo se conoce como Tonalidad. Todos comparten un tono o se enlazan por relaciones de tonos (homónimos o relativos). 


La sinfonía Clásica:
Fue quizás la época más prolífica del género de la sinfonía. Los nobles tenía sus propias orquestas en palacio y sus compositores personales que para su deleite debían componer una tras otra sinfonía para mantenerlo entretenido. Así, Haydn llegó a componer 104 sinfonías. También tenemos que decir que la duración de éstas era mucho menor que durante el Romanticismo, raro era que alguna sobrepasara los 30 minutos aún interpretando las repeticiones anotadas, y además, la orquesta también era de menor tamaño que la actual. Cuerdas: violines, violas, Cellos y contrabajos, viento madera: flauta, oboe, clarinete y fagot, viento metal: trompa, trombón y trompeta y percusión: timbal. Haydn cultivó los dos tipos de sinfonías (tres y cuatro movimiento). Más tarde, Mozart recogería su legado y compondría sus 41 sinfonías también en ambos estilos.


Molto Allegro (1er mvto.) de la Sinfonía nº 40 - W. A. Mozart






La sinfonía Romántica:
La sinfonía heroica o nº 3 de Beethoven establece ese límite entre los dos grandes periodos sinfónicos. Por primera vez una sinfonía dura más de 45 minutos y a partir de ahora, la sinfonía se convertirá en una pieza de gran extensión incluso sobrepasando la hora de duración. La producción sinfónica personal de cada autor se reducirá entorno a la decena surgiendo durante cien años la mítica maldición de la novena sinfonía por la que, después de Beethoven, todo compositor moriría después de terminar sinfonía nº 9. No fue hasta 1953 (129 años después del estreno de la novena de Beethoven), cuando Shostakovich estrenó su sinfonía nº 10, acabando con la maldición y estrenando incluso cinco más después de ésta. Anécdotas aparte, los otros cuatro grandes avances dentro de éste género, también fueron introducidos por Beethoven. 

La utilización de la forma cíclica, que aparece por primera vez en la 5ª sinfonía, es decir, utilizar un mismo tema en varios movimientos es otra de esas grandes innovaciones. El celebérrimo motivo del destino del primer movimiento aparece en los otros tres, se diluye la separación del tercer y cuarto movimiento y, en el finale, se recupera el tema principal del Scherzo. Este elemento será muy importante para establecer, fuera de la tonalidad, una relación aún más estrecha entre los movimientos de una sinfonía y que degenerará en los grandes poemas sinfónicos (literatura llevada a la música) al leerse todo como un único conjunto, en lugar de movimientos por separados.

De nuevo, la 5ª sinfonía, además de otras sonatas de Beethoven, incorpora otro elemento, muy querido por los artistas románticos y que es la "Reexposición sublimada". Es decir, dentro de los movimientos en forma sonata, la reexposición ya no se entenderá como una simple repetición sino como una nueva presentación de los temas "evolucionados" o con otro carácter. (Para saber más leer la entrada: Género: Sonata).

La introducción de un quinto movimiento en la sinfonía pastoral nº 6 también inspiraría a compositores posteriores a hacer sinfonías aún más extensas. Otro aspecto será la introducción del coro dentro de la sinfonía que se hará por primera vez en la 9ª de Beethoven. El compositor de Bonn también consagró el Scherzo como tercer movimiento frente a Minué. Y por último, la ampliación de la orquesta por compositores como Berlioz o Wagner llegando incluso a necesitarse casi cien instrumentistas añadieron nuevas sonoridades.


Scherzo (3er mvto.) de la Sinfonía nº 3 - L. V. Beethoven





La sinfonía Contemporánea:
Las sinfonías del siglo XX se caracterizaron por una gran sonoridad, definición y diferentes timbres fruto de un gran crecimiento de la orquesta y la adición de nuevos instrumentos, algunos poco convencionales, con el fin de crear atmósferas exóticas (los platillos y otros instrumentos de percusión constituirán la gran aportación).  Ahora más que nunca, la sinfonía se convierte en una herramienta de declaración de principios, como veríamos en la obra de Shostakovich, o en un motor para expresar una historia  o una idea que se desarrolla con cada movimiento como la Sinfonía Antártica nº 7 de Vaughan Williams que es la musicalización del film "Scott of the Antartic".

También, los compositores modernos romperán con las estructuras formales establecidas y trabajarán por el método de "asociación libre de ideas" creándose verdaderos collages musicales como las sinfonías de Schnittke.


Epílogo (5º mvto.) de la Sinfonía nº 7 "Antártica" - Vaughan Williams








No hay comentarios:

Publicar un comentario