BSO: Los Juegos del Hambre de James Newton Howard


Los Juegos del Hambre es la primera película de trilogía basada en las novelas  de Suzanne Collin. Narra la historia de Katniss y Peeta, dos jóvenes del Distrito 12 que deben participar en unos sangrientos juegos organizados por "El Capitolio", la ciudad que controla todo el país. En dichos juegos deberán enfrentarse hasta la muerte con chicos de otros distritos para salvar sus vidas y poder regresar a casa, aunque eso sólo está en manos de un único ganador. La música corre a cargo del compositor James Newton Howard, colaborador con Hans Zimmer en el score de las últimas entregas de Batman o autor de la banda sonora de El Sexto Sentido o Soy Leyenda. El resultado final es una partitura capaz de plasmar la acción y el drama que envuelven a Los Juegos del Hambre.

Lo primero que puede llamar al atención del score es la corta duración de sus pistas. En general, los track no suelen superar los dos minutos de duración. Son frecuentes en la película los momentos de soledad, sigilo o meditación en los que es la naturaleza la que con sus sonidos crean el fondo musical por lo que quizás, la primera virtud de esta Banda Sonora sea precisamente no abusar de la música, aunque aviso, que puede que a veces nos falte algo más de música. Esta banda sonora se presenta con motivos frecuentemente rítmicos y rápidos, ágiles y llenos de percusión que se superponen en capas, algunas veces caóticas; todo ello, con el fin de retratar la acción o el frenesí de los juegos.


Aunque nos encontremos con un score muy rítmico, el contraste lo ponen esas pistas melódicas que son las que imprimen el verdadero carácter a la partitura y que están formadas por pequeños leitmotivs o temas que, aunque no se repitan mucho (dos o tres veces como mucho en toda la banda) adquieren una presencia trascendental. Los temas que he podido identificar, por orden de aparición en la banda, son los siguientes:


La banda sonora está llena de dualidades, como hemos mencionado, temas rítmicos y trepidantes para las escenas de acción y otros melódicos y lentos cargados de significado para los momentos dramáticos. Pero además, la misma distinción de clases que existe en la película (habitantes de los distritos por un lado y de El Capitolio por otro), también se hace patente en la música. Cuando ésta quiere hablar sobre los pobres habitantes del Distrito 12, Newton Howard decide usar la música "country" como seña de identidad tradicional. Podremos reconocerla por el uso de guitarras acústicas, y en general, mucha cuerda punteada (banjo, steel guitar,...) y también solos de violín o flauta con tintes muy populares. Como contraste, para representar a El Capitolio y sus habitantes, la música se revoluciona para hacerse electrónica, muy acorde con el ambiente high-tech de la capital.



#1. The Hunger Games


Comenzamos con el tema del Distrito 12. Es un tema con cierto sabor "country". Cuerda punteada con un tema muy sencillo y pausado sobre un colchón armónico difuso. Las cuerdas se unen completando la armonía, pero distorsionándola para otorgarle un carácter más amenazador. La banda sonora comienza con esta pista un poco perturbadora. El ritmo es pausado y con algún atisbo de esperanza  y dramatismo pero rápidamente se disipa ante la amenaza que está a punto de acaecer.

#2. Katniss Afoot


En este track podemos ver el carácter "country" del que hablaba. No es un fiel imitador del estilo, sólo busca algunas de sus pautas e instrumentación para crear ese ambiente tradicional-popular. Frente al carácter alegre y festivo que caracteriza a este estilo, en la pista se encierra cierto dramatismo por las condiciones de tiranía y hambruna sufridas por los distritos. La música comienza con un patrón rítmico iniciado por lo que parece ser un steel guitar o un instrumento parecido. Le acompaña de forma efímera un violín pero finalmente la melodía es tomada por una flauta. Para terminar la pista, una orquesta de cuerda se une interpretando el tema de Katniss, tema principal de la película con toques épicos y altas dosis de heroicidad.

#4. The Train


Este es el tema más emotivo, y en mi opinión más logrado de toda la banda. The Train es una elegía en cuerda que tiene gran contenido sentimental. Unas notas al aire  como acompañamiento dejan que el resto de la cuerda se mueva con una melodía lenta y pesante. La verdad, esta pista se me queda corta teniendo en cuenta la trayectoria tan buena que estaba marcando.  Esta pista habla sobre uno de los momentos más tensos y emotivos del film, un viaje en tren hacia los juegos, un viaje que para muchos es sin retorno. Este tema es un verdadera llanto sobre lo que se deja atrás, al temor a los desconocido y a la incertidumbre que nos perturba.

#5. Entering The Capitol


La llageada a El Capitolio supone un cambio en la música. La electrónica se hace protagonista en este nuevo mundo dominado por las máquinas. La música empieza con un aura sombría y un coro sintético de aspecto tétrico. Distitnos sonidos hacen aparición distorsionando la música, incluso una orquesta de cuerda parece acompañar al coro hasta que la llegada a El Capitolo se completa. Ante este nuevo panorama la pista adquiere una base rítmica con distintos sonidos electrónicos que imitan sirenas y que pueden recordarnos vagamente a las atmósferas futuristas de Vangelis. Ante la imponente visión de este mundo dictatorial gobernado desde El Capitolio, la voluntad de Katniss no cede y su tema se impone dominando la música.

#7. Horn of Plenty


El tema de El Capitolio, como le he llamado aparece en dos ocasiones y en pistas consecutivas haciendo alusión a los preparativos de los tributos (los jugadores de cada distrito) para su presentación pública ante las gentes de la capital. La primera aprición del tema en la pista 6 es instrumental, en cambio, en Horn of Plenty se convierte en el himno de Panem (país donde ocurren los acontecimientos) cuya letra ensalza el poderío de la nación. Con ritmo marcial de caja y bombo, una orquesta  de cuerdas y metal acompañan al coro que entona el himno, que más que asemejarse a los himnos nacionales, se parece más a los himnos deportivos u olímpicos. Tras repetirse por segunda vez el himno transportado, este culmina con un grandioso final triunfal.

#10. The Countdown


El reloj se mueve, es la cuenta atrás para que comiencen los juegos. El ritmo es constante representando ese inexorable pasar del tiempo, pero con una melodía perturbadora, llena de nerviosismo en los chelos. El resto de las cuerdas se unen para tocar, sobre este fluir del tiempo, el tema de los Tributos, tras esto, adoptan un motivo recurrente que no hace más que aumentar la tensión. La última sección de la pista es un acelerando con un solo de percusión, las cajas parecen recrear la marcha con la que se acompañaba el desfile de los condenados a muerte en su camino al patíbulo.

En conclusión, puede que a muchos os sepa a poco esta partitura, he de reconocer que alguna pista me ha dejado con la miel en los labios, con ganas de más, pero en general, tiene temas muy conseguidos. Contrasta muy bien los dos mundo, el "pobre" y hambriento con el ostentoso, y además posee temas de gran dramatismo combinados con otros de mucha acción. Puede que le haya faltado un gran tema épico; el único que, quizás, puede dar la talla como tal, es el tema de Katniss, pero nunca llega a elaborarse y no adquiere la grandiosidad suficiente para imponerse como verdadero tema principal.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario